Feliz Día de las Madres…

Una vez más he salido tarde de casa. Bajo de prisa las escaleras. Espero que Katy no esté molesta o mejor aún, espero que no haya llegado a la Agencia. Saco el auto de la cochera y desde el balcón Camila y Antonio, en pijamas, me dicen adiós por la ventana. Sonrío y les mando un beso.

Hoy es mi primer 10 de mayo como mamá. Sé que deberia estar contenta, pero no lo estoy. Estoy cansada. Este día es como todos. No tiene nada de especial. ¡Se me olvidó felicitar por teléfono a mi mamá! Debo hablarle llegando a la oficina, si no lo hago jamás me lo perdonará.

E l tráfico está espantoso. Enciendo la radio. Tengo sueño. Cómo quisiera que nos dieran el día para regresar a casa y dormir hasta llegada la tarde. Pero… ¿dormir? ¿Con Camila y Antonio en casa? Imposible. Si regreso, Antonio se olvidará de cuidarla, se pondrá a ver la tele y con el genio que se carga desde que no tiene trabajo, sería desagradable pasar todo el día juntos. No. Si me dan el día, descansar sería lo último que hiciera. Mucho menos hablar de salir. Antonio se pondría de muy mal humor si me atrevo a sugerirlo.

Lo ideal sería tomar el día sólo para mí. Ir a caminar o a correr como solía hacerlo, darme un baño largo y tranquilo en una tina o meterme a ver películas en el cine todo el día. Hacer todo lo que me gusta  y que he dejado de hacer. Pero hay tanto trabajo en la Agencia que es casi imposible que suceda. Tengo que llegar y terminar el logotipo de la constructora y seguir con el eterno folleto del parque industrial. Desde que regresé a trabajar,  me siento estancada en estos dos proyectos. Debo terminarlos si quiero que me asignen otros más interesantes.

Como todas las mañanas, subo la Av. Sonora hacia “la Chapu” para llegar a la oficina. En cada esquina, vendedores de flores , canastitas , arreglos multicolores y ramos de rosas rojas. Son bellas. Si tuviera el dinero me compraba el más grande ahora mismo. Me lo regalaría yo misma. Me lo merezco.

Los nueve meses que han pasado desde que nació Camila se han ido tan rápido, que los siento como una larga noche de eterno insomnio. Aún no puedo creer que soy mamá y que éste es mi primer Día de las Madres. Seguro mis compañeros de trabajo me felicitarán. Mientras no me pregunten que es lo que siento o pienso de ser madre, todo estará bien. Porque ¿qué puedo decir si ni yo lo creo? No entiendo por qué la maternidad  se representa con imágenes tan dulces, tonos pastel, figuras y gráficos suaves y tranquilos cuando, en realidad, está llena de imágenes escandalosas, inquietantes, de tonos ácidos y electrizantes.

Llego a la Agencia y busco estacionamiento. En esta zona es difícil encontrar lugar. Al parecer ya llegaron todos. Veo sus autos, incluyendo el de Katy.

Me estaciono. Rápidamente me bajo del carro y toco el timbre. Entro. Bajo los tres pisos que dan al sótano donde se encuentra la Agencia. Camino por el pasillo y saludo a Irma, y a Deyanira quien desde su oficina me grita: “¡Feliz Día!”. Le sonrío.

Entro al departamento de diseño. Bety, Lorena, Mauricio, Paco y Katy trabajan sentados frente a sus computadoras. Todos me saludan. Katy se acerca: “¡Hola! Felicidades”, me dice a la vez que me da un abrazo. “Te iba a llamar para que no vinieras. Liliana nos dio el día. Sólo estamos imprimiendo los avisos de Telnor y nos vamos. ¡Puedes irte! Supongo que tienes planeado hacer algo con Tony, ¿verdad? Y Camila cómo está?”

No lo puedo creer. ¡Me dieron el día! “No sé todavía – respondo–.  Ya veré con Antonio que hacemos”. Katy me sugiere que vayamos a un restaurante bonito los tres o que salgamos de paseo en algún parque de San Diego. Contesto vagamente: “Pues si, le voy a decir a él a ver si quiere…” Continua haciendo sugerencias y me empiezo a incomodar. Lo mejor será despedirme sin haber llegado.

Me siento contenta, me siento libre con un tiempo que no tenía previsto, sólo  para mi. Libre para decidir qué hacer con él. Camino por el pasillo de nuevo y le grito adiós a Deyanira, me dice adios con su mano y nos sonreímos. Mientras subo los tres pisos que dan a la calle pienso en irme todo el día a San Diego. Podría ir al parque que tanto me gusta, el que está por Mission Bay, y estar ahí lo que resta del día. Aunque, quizás me aburra. Tal vez resulta mejor ir a Playas de Tijuana y sentarme a ver el mar por un rato. O a Rosarito. O manejar y manejar hasta llegar a Ensenada. Pero está muy lejos y yo sólo quiero descansar.  ¿Y si mejor regreso a casa y paso todo el día con Camila? Así podría dormir con ella mientras hace su siesta y descansar.

¿Y Antonio? Bueno, él puede ver la tele todo lo que quiera.

Anuncios

12 pensamientos en “Feliz Día de las Madres…

  1. Susy,

    Espero que te agrade saber que cada dia pienso en checar que pusiste el dia de hoy, he leido los tres y me parecen FREGONSSSSIIIISSIIIMOS!! y creeme todos nos hemos sentido asi, pero ponerlo en papel takes a lot of eggs, which of course we all know you have a TON!! sigue escribiendo!!

    • Gracias por tu comentario Rita! Si, si me agrada saber que te gusta lo que escribo. Voy a estar publicando material nuevo al menos un dia a la semana. saludos!

  2. Me gusta! Muy accesible, entretenido y se siente real, me puedo imaginar todo lo que escribiste con gran facilidad.
    Me encantó el final, barajando en las opciones de una libertad insospechada, la elección es dormir con la beba… absolutamente!
    Te deseo lo mejor y estaré siguiendo tus escritos con gusto :)

  3. susana, sorprendente tu sinceridad y tambien el amor que tienes por la narrativa (escribirla y leerla aparentemente), en eso tambien coincidimos!!
    felicidades! y te mandare algunos divertimentos que hago de vez en cuando para comentarlos
    ES

  4. Calette, cada vez que leo me siento tentado a seguir leyendo pero quiero guardar tus escritos y leerlos de a poquito, para que no se gasten… hoy en mis 5 minutos con Calette nuevamente sonrei, me identifique y quise saber que termino tu primer 10 de mayo.

    Me atrapaste hasta el final y estoy aprendiendo talvez un día me anime a escribir.

    Feliz día de las madres. °¬)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s